Cuidar de los animales durante el calor extremo

Dependiendo de la zona en la que vivamos, los dueños de los animales pueden hacer frente a un reto extra durante el verano: cuidar de sus animales y mascotas durante las oleadas deGuest-house-bed-and-breakfast-Leverkusen-Rhein-River-Guesthouse_41 calor. Las altas temperaturas pueden afectar de forma especialmente intensa a los pequeños animales, y en ocasiones pueden suponer una amenaza real para su salud. Si tienes un animal a tu cargo y prevés que este verano suban los termómetros, te recomendamos que sigas los siguientes consejos.

  • Evita las horas de más calor. Elige los momentos propicios para sacar a pasear a tu mascota, evitando los momentos de máximo calor. La primera hora de la mañana y la última hora de la tarde probablemente sean las franjas horarias ideales, pues evitarás las horas de máximo calor e insolación.
  • No dejes a tu mascota (especialmente a tu perro) en el coche. A veces sin darnos cuenta podemos dejar a una mascota en el coche durante periodos largos de tiempo, sin agua y con temperaturas asfixiantes. Si esto fuese imprescindible, intenta reducir el tiempo al máximo y deja las ventanillas bajadas.
  • Prioriza su hidratación. Deja siempre al alcance de tu mascota una cantidad abundante de agua limpia para que pueda beber tanto como le apetezca. Una buena hidratación es fundamental para la salud de tu amigo.
  • Un chapuzón de vez en cuando. Si dispones de una playa o lago cerca en los que acepten mascotas y a tu animal de compañía le gusta nadar, ¡no lo dudes! No hay nada más refrescante que un buen chapuzón, tanto para ti como para tu amigo animal.
  • Si ves que tu mascota no se encuentra bien, busca ayuda. Si ves que tu animal doméstico se encuentra decaído, especialmente cansado, si vomita, o si presenta otros signos de enfermedad, consulta con tu veterinario de referencia. La pérdida del apetito es frecuente en los meses de más calor, pero ten en cuenta que un animal pequeño puede deteriorarse seriamente en cuestión de horas.