Existen muchos mitos e ideas falsas sobre los activistas animales. En esta página nos proponemos desmentir algunos de los más populares.

  • Todos los activistas animales son vegetarianos, o veganos: Para nada. Aunque es cierto que una buena parte de aquellos que protestan contra el maltrato animal han decidido excluir los productos de origen animal de su alimentación, muchos activistas apuestan por un consumo responsable de carne, pescado y otros derivados animales. Existen muchas e640px-VeganRallyEvolvempresas ganaderas dedicadas a la comercialización de carne responsable, que minimiza el sufrimiento de los animales y garantiza su bienestar durante toda su crianza.
  • Los activistas animales usan la violencia para sus fines: De nuevo, se trata de un mito falso. Las protestas a favor de los derechos animales son en su inmensa mayoría actos de reivindicación pacíficos. Los animalistas apuestan, en general, por la convivencia respetuosa de todos los animales del planeta, incluyendo los seres humanos.
  • Todos los activistas por los derechos animales tienen las mismas creencias: Tampoco es cierto. La defensa de los animales y la oposición a la crueldad animal es un movimiento transversal, que acoge en su seno a personas de creencias muy diferentes, tanto políticas como religiosas. No importa si eres de izquierdas o de derechas, si no tienes afiliación política, si eres católico, musulmán, judío, budista, ateo, o ninguna de las opciones anteriores. Los defensores de los derechos animales siempre tendrán un lugar para ti si priorizas la conservación y el bienestar de la fauna del planeta.
  • Los defensores de los derechos animales se oponen tajantemente a la investigación con animales. Aunque se trata de un movimiento muy amplio que acoge ideas muy diferentes (algunas de ellas, efectivamente, están en contra de la investigación con seres vivos), lo cierto es que en su mayoría los animalistas piden unas garantías mínimas para la investigación animal. Aunque existen algunos casos en los que es imprescindible experimentar con animales (cada vez menos), esto no es incompatible con su bienestar y su cuidado, y esto es lo que muchos defensores animales reivindican.